“Existe el derecho humano a la libertad de expresión sin represión alguna y ayer mientras se realizaba una manifestación en la plaza de la Dignidad, se atentó contra este derecho y la vida de un menor de edad por parte de Carabineros. Este acto nos hiere el alma, nos trae los perores recuerdos de la Dictadura, reviviendo el dolor de ese entonces.

Chile necesita paz, y tal como la democracia nos guía, los cambios deben venir desde las bases y con justicia. Por eso, creo que actos como este deben ser investigados y los responsables deben asumir las consecuencias.

No más violencia

Un abrazo y nuestra solidaridad al joven afectado y su familia. Paulina Bobadilla Navarrete”