Porque de verdad es un tema que no puede esperar, junto a otras mujeres fuimos hasta La Moneda para entregar una carta al Presidente Sebastián Piñera y manifestarle el descontento general contra su gestión respecto a las medidas que se han tomado sobre la “Violencia contra la Mujer”.

Hoy, nuevamente en un día histórico y lleno de tristeza, hago un llamado para que “Ni una Menos” deje de ser un slogan para el Gobierno y se convierta realmente en un tema que les preocupe. No podemos lamentar más muertes, no podemos seguir de brazos cruzados mientras cientos de mujeres sufren y no tienen las herramientas, el apoyo y contención para sacar sus fuerzas y denunciar.

Siempre he sido una mujer que no tolera la violencia, el abuso y la poca empatía, y creo que este tema debe ser tratado con políticas de protección y real apoyo a las víctimas. El trabajo debe venir desde el Gobierno y por supuesto los gobiernos locales, que son y serán por siempre la primera línea de contacto con las y los vecinos
No más oídos sordos, sigamos en unión y luchemos para ser escuchadas.

Paulina Bobadilla Navarrete