Paulina Bobadilla Navarrete

Quilicurana que ha dedicado su vida a ayudar a otros, y que la adversidad de la vida la ha fortalecido para liderar y enfrentar un gran desafío: el acceso a la salud para todas y todos.

Es la presidenta de Fundación Mamá Cultiva, organización que partió con 10 mujeres que compartían su mismo dolor, tener una hija/o con epilepsia refractaria.

Actualmente Mamá Cultiva se encuentra instalada en diversos países de Latinoamérica y el mundo, lugares donde ya se conoce la lucha que lidera Paulina: buscar un alivio a enfermedades a través del cannabis medicinal.

Con el empoderamiento y la gran fuerza interna que tiene, Paulina se ha enfrentado a las grandes trasnacionales como  los laboratorios, e incluso el Estado para conseguir una Ley que ampare el dolor y que de la posibilidad de autocultivo para uso medicinal.

La lucha por una causa justa y noble, que ya lleva 8 años de historia y que no deja a nadie indiferente, ha generado el respeto de muchos líderes nacionales e internacionales, que han visto en ella la viva convicción, llena de valores sociales y emociones, y que hoy la llevan a enfrentar nuevos desafíos con la misma altura de mira.

Otra de las banderas sociales que ha tomado fue luchar por las nuevas vías de ingreso a Valle Lo Campino desde la  Autopista Vespucio Norte para lograr descongestión vehicular en el sector. Iniciativa que lideró junto a un grupo de vecinos quienes cansado de los problemas alzaron la voz para ser escuchados.

Hoy tiene nuevos desafíos que la motivan a unir Quilicura, para seguir cultivando los derechos humanos para todas y todos y levantar un mejor futuro, más consciente y justo.